Balneoterapia, el turismo que cura

Los balnearios de Lugo, Termas Romanas, y las Termas de Cuntis acogen jornadas centradas en analizar los beneficios del turismo termal para la salud. Y es que los tratamientos terapéuticos son, junto al descanso, el principal atractivo que ofrecen, ya que proporcionan la cura o el alivio para las dolencias reumatológicas, que mejoran en más de un 70% de los casos.

Los datos se han dado a conocer tras unas jornadas organizadas en el Balneario de Lugo en el marco de  la Cátedra de Hidroloxía Médica de la Universidade de Santiago. Un evento que acogerá también el balneario pontevedrés de Termas de Cuntis, aunque en este caso estará centrado en el uso de las aguas termales en los procesos de rehabilitación.

Los síntomas de las personas con reuma disminuyen gracias a las aguas minero-medicinales y esto se debe “a su acción antiinflamatoria, analgésica y descontracturante“, según explicó la directora médico del balneario lucense, Ascensión Sánchez. Y es que además de aliviar los síntomas, “facilitan la movilidad articular, reducen la rigidez y combaten el dolor”, por lo que los hidrólogos también las recomiendan para tratar ciáticas, lumbalgias o la gota.

Chorros termales, duchas circulares y baños son algunas de los tratamientos que están ofreciendo los balnearios gallegos, aunque personalizados en función del diagnóstico. A estas soluciones, que tienen que aplicarse al menos durante nueve días,  hay que añadir otras técnicas complementarias como los masajes, sesiones de fisioterapia o parafangos que constribuyen a mejorar el estado de salud y reducir la ingesta de medicamentos, como analgésicos y antiinflamatorios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies