El plan de Barcelona para aumentar los cruceristas: una ruta El Prat-Toronto para captar al mercado canadiense

La conexión entre Barcelona-El Prat y Toronto estará operativa a partir del próximo mes de mayo

Barcelona es la capital europea de los cruceros. Uno de cada tres pasajeros que visita España a bordo de trasatlánticos escoge el Puerto de Barcelona como destino. La ciudad ha visto cómo la cifra de cruceristas crecía de forma exponencial en los últimos años, pero ahora espera imprimirle un impulso adicional por otra vía. La aerolínea WestJet anuncia que a partir del próximo año comenzará a operar su nueva ruta El Prat-Toronto. Con ella, la ciudad condal logrará un vuelo directo hacia uno de los mayores mercados emisores de cruceristas.

La conexión se inaugurará el próximo 24 de mayo y permanecerá operativa durante los meses de junio, julio, agosto, septiembre y octubre. “La suma de vuelos a Barcelona, un importante hub de cruceros en Europa, otorga a nuestros viajeros de ocio unos tiempos convenientes de vuelo y conexiones de una sola parada desde Canadá a través de nuestro hub en Toronto”. “Situará a Cataluña entre los destinos favoritos para los canadienses y como puerta de entrada al Mediterráneo”, destacó Sonia Corrochano, directora del aeropuerto de Barcelona- El Prat.

Westjet operará esta ruta a través de aviones Boeing 767-300 ER, que cuentan con capacidad para transportar a 262 pasajeros en cada vuelo. Con ellos canalizará sus primeras operaciones en el aeropuerto catalán. Y es que hasta el momento la aerolínea canadiense solo operaba en los aeropuertos de Londres-Gatwick, Dublín, París y Glasgow.

Con este movimiento, Barcelona gana atractivo internacional en uno de los segmentos turísticos que mejor se está comportando este año. En contraste con un turismo de negocios y de sol y playa que pierden fuelle en la ciudad condal, los cruceros se mantienen ajenos a esta tendencia y apuntan a un nuevo récord. Solo entre los meses de enero y septiembre el puerto de la capital catalana recibió a 2,31 millones de cruceristas. Son un 13,4% más que en el mismo periodo del año 2017 en el que ya se habían pulverizado todos los récord y había reforzado su liderazgo europeo en tráfico de cruceros.

Con la nueva ruta El Prat-Toronto, Barcelona aspira a poder elevar la llegada de visitantes por vía marítima y, de esta forma, poner tierra de por medio con el puerto de Palma de Mallorca. Es el segundo puerto español que más cruceristas recibió en lo que va de año: 1,98 millones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies