Bruselas aboga por eximir de visados a turistas chinos para disparar un 18% sus visitas a Europa

La Comisión Europea pide eximir de visados al turismo chino

Europa redobla su apuesta por el turismo chino. El hecho de contar con un mercado potencial de 1.400 millones de habitantes y una incipiente clase media dispuesta a realizar elevados gastos durante sus vacaciones convierten al país asiático en uno de los mercados más codiciados. Sin embargo, el turismo chino sigue sin hacerse notar en Europa. Apenas representan un 2% del total de turistas que visitan el continente. Para revertir esta situación, la Comisión Europea de Viajes aboga por una decisión drástica: eximirlos de visado para sus visitas a países del bloque comunitario.

“El chino es actualmente uno de los principales mercados de larga distancia que no tiene exención de visado para acceder a la Unión Europea”, destaca un informe elaborado por el organismo. Esta situación lastra la posición de los destinos europeos en su lista de preferencias hasta el punto de que el Viejo Continente solo aglutina la mitad de los viajes turísticos chinos. La cuota europea podría elevarse, eso sí, con la exención de visados. Con esta medida se eliminarían las trabas burocráticas y económicas que, a juicio de este informe, estarían lastrando la llegada de turistas del gigante asiático. Según sus cálculos, este movimiento dispararía la llegada de turistas chinos hasta un ritmo del 18,4% anual entre 2018 y 2023. Es casi el triple de lo que se estima bajo las condiciones actuales (7,4% cada año).

El triple de gasto

Este incremento del número de viajeros aportaría un importante impulso al sector turístico. Y es que el gasto de los turistas chinos en sus viajes a Europa se elevaría en 12.500 millones de euros anuales en ese nuevo escenario. El aumento de los turismo chino se haría notar de una manera especial sobre el sector turístico. Las estadísticas de The Shopping & Quality Tourism reflejan que cada turista chino gasta, de media, 2.479 euros durante su estancia, frente a los 765 de un italiano o los 625 de un francés. De esta manera, el impacto de ganar un solo turista chino sería para el sector similar a la de ganar tres de alguno de estos dos países.

Además de incrementar el volumen de negocio de hoteles, restaurantes o museos, el impulso al turismo chino podría convertirse en uno de los motores de la creación de empleo. Las estimaciones de la Comisión Europea de Viajes apuntan a que esta llegada de turistas asiáticos permitiría generar 237.000 puestos de trabajo en toda Europa. La mitad (120.000) se crearían solo en el sector turístico (alojamientos, restauración y transporte de viajeros).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: