El Guggenheim atrajo a casi un millón de turistas extranjeros a País Vasco en 2018

Museo Guggenheim

El Museo Guggenheim se erige como uno de los principales motores turísticos de País Vasco. Solo a lo largo del año pasado fueron un total de 1,27 millones de personas las que visitaron el interior de emblemático edificio de Frank Gehry. Es el tercer mejor registro de toda la historia gracias, entre otras cosas, a la masiva afluencia de turistas extranjeros. Unas 900.000 personas procedentes de otros países acudieron a este museo en el año 2018. Son casi 80.000 más que el año pasado y representan ya el 71% del total, lo que indica el marcado carácter internacional de la obra.

De esta forma, el Guggenheim, que cerró el tercer mejor año de su historia tan solo superado por el de su inauguración (1998) y el de su vigésimo aniversario (2017), se convierte en uno de los mejores reclamos turísticos de la comunidad foral. A él acuden visitantes de los distintos países de Europa e incluso del otro lado del charco.

Pero son los franceses los que, en parte por su proximidad geográfica, más se hacen notar en las cifras de visitantes. Un total de 227.836 ciudadanos galos pagaron su entrada en el Guggenheim el año pasado (el 18% del total). Gran Bretaña (9%), Alemania (6%), Estados Unidos (6%) e Italia (5%) completan el top 5 de principales mercados emisores al Guggenheim.

La pujanza de los visitantes extranjeros ha permitido paliar en buena medida el descenso de público vasco. Su peso sobre el total pasa del 20% al 9%. Esta situación se explica por las invitaciones gratuitas impulsadas por la Diputación de Vizcaya en octubre de 2017 para conmemorar los veinte años del museo. El 20% restante se corresponde a visitantes procedentes de otras comunidades autónomas, con Madrid y Cataluña a la cabeza.

El peso del turismo extranjero

A diferencia de las comunidades de sol y playa, en las que los turistas extranjeros son mayoría, en el País Vasco, por el contrario, su afluencia debe crecer hasta alcanzar al menos el 50% del total. De las 2,9 millones de personas que se alojaron en hoteles de la comunidad foral en los once primeros meses del año, 1,19 millones procedían de países extranjeros (un 41,3% del total).

El País Vasco tiene en el Museo Guggenheim uno de sus principales aliados en su camino por lograr un turismo más diversificado y con menos estacionalidad.