Estados Unidos aconseja a sus ciudadanos que tengan cuidado con la delincuencia si visitan Barcelona

PABLO LÓPEZ / 

La preocupación por la inseguridad que la delincuencia genera en Barcelona ha llegado hasta la Embajada de Estados Unidos en España, que ha emitido un comunicado en el que aconseja a los ciudadanos del país que visitan la capital catalana que tengan especial cuidado al transitar por las zonas más turísticas de la urbe.

La embajada dice haber constatado “un aumento significativo” de los robos y de los crímenes violentos perpetrados en las calles y plazas de mayor tránsito. El documento invita a los turistas estadounidense a “permanecer especialmente vigilantes sobre su seguridad personal” ante el creciente número de sucesos delictivos.

No perder de vista las pertenencias, evitar despistes en las grandes aglomeraciones de gente, no resistirse en caso de sufrir un asalto y no exhibir joyas y otros objetos de valor son algunos de los consejos que la embajada recoge en el comunicado, que añade que los turistas deben informarse, antes de iniciar el viaje, acerca de la situación que vive Barcelona.

La inseguridad en la capital catalana ha sido tema de debate durante todo el verano. Después de constatarse que la delincuencia es una de las mayores preocupaciones de los visitantes que llegan a la urbe, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona vinculó el incremento de robos y otros delitos al fenómeno del turismo masivo. El vicepresidente de la federación, Albert Recio, manifestó, en declaraciones a TUR 43, que “ciertos tipos de delincuencia” habían aumentado debido al crecimiento descontrolado del número de turistas.

Los empresarios del sector hotelero de Barcelona no están de acuerdo con la opinión de la federación vecinal y achacan la creciente inseguridad a la “permisividad” del Gobierno local y a una normativa que castiga poco a quienes delinquen. “El incremento de la inseguridad está relacionado con cuestiones políticas y con una ley demasiado suave, pero no con el turismo”, había expuesto el director general del Gremi d’Hotels de Barcelona, Manel Casals, a TUR 43.