Los hoteles del norte capearon septiembre con una menor caída de ocupación que el resto

Los hoteles de Cantabria fueron los que m´sa elevaron su ocupación

Los hoteles españoles hacen su agosto durante los meses de julio y agosto para después, con la llegada de septiembre, enfrentarse caídas de doble dígito niveles de ocupación hotelera. Pero este 2018 ha sido diferente. O al menos para los establecimientos del norte. Ayudadas por el buen tiempo, comunidades como Cantabria, Asturias, País Vasco o Aragón lograron minimizar estos descensos y cerrar un septiembre con cifras de récord para el sector.

Y es que en el conjunto del país la tasa de ocupación descendió del 69% marcado en septiembre de 2017 al 68,1% del mismo mes de este año. Un descenso de casi un punto porcentual que contrasta con el de algunas regiones del norte. Es el caso de Cantabria. Su tasa de ocupación hotelera repuntó del 56,2% cosechado en septiembre del año anterior hasta el 58,3% de este.

Por su parte, los establecimientos del Principado cubrieron el 51,3% de sus plazas el mes pasado, frente al 49,2% de 2017. En el País Vasco el repunte fue de 1,9 puntos porcentuales (hasta el 66,2%), mientras que Aragón se anotó un alza de 1,4 puntos para encaramarse al 45,3%.

Un segundo grupo de comunidades lo forman aquellas que sufrieron descensos, pero inferiores a la media. Entre ellas está Galicia. La comunidad vio cómo sus niveles de ocupación sufrían una leve caída de una décima, hasta el 46,7%. También por debajo de la media estatal fueron los descensos de Navarra, Castilla y León y Cataluña. La comunidad foral registró un descenso de cuatro décimas (hasta el 55,5%), mientras que las dos últimas vieron cómo sus cifras caían cinco y nueve décimas, hasta situar sus tasas de ocupación en el 46,5% y el 68%, respectivamente.

La Rioja encabeza las caídas

La nota negativa la puso La Rioja. Fue la comunidad que mayor descenso sufrió en sus niveles de ocupación. En concreto, esta pasó del 58,1% al 55,3%. La caída de la región es solo comparable a la de Canarias, aunque por diferentes motivos. El desvío de turistas de sol y playa hacia otros destinos más baratos y en plena recuperación como Egipto o Turquía imprimió un duro golpe a los hoteles del archipiélago. Sus niveles de ocupación se alejan del entorno del 80% al pasar en solo un año del 79,8% al 76,9%. Su situación es similar a la del otro archipiélago del país. Baleares vio cómo sus cifras descendían del 84,6% al 83%, mientras que la Comunidad Valenciana, el otro destino por excelencia del turismo de sol y playa, sufrió una caída del 72,7% al 71,3%.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies