Las agencias temen una caída del turismo en Cataluña por las revueltas independentistas

PABLO LÓPEZ / 

Las agencias de viajes han expresado su preocupación por las repercusiones que tendrán sobre el turismo las manifestaciones y revueltas callejeras motivadas por las sentencias a los líderes del Procés. Aunque esperan, y sobre todo desean, que la situación se calme con el paso de los días, temen que las cancelaciones se multipliquen y que muchos potenciales turistas renuncien a viajar a Cataluña.

“Si esto se prolonga en el tiempo, afectará al turismo. Hay que tener en cuenta que el turismo en Cataluña supone el 25% del total de España. Las agencias ya hemos tenido llamadas, muchas de ellas por las cancelaciones en el transporte“, explica Martí Zárrate, vicepresidente del área de Economía y Finanzas de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV).

Lo que más inquieta a este representante de las agencias es la mala imagen proyectada hacia el exterior a causa de los actos violentos perpetrados por quienes califica como “infiltrados” y que distan mucho de ser manifestaciones pacíficas. “La gente tiene derecho a manifestarse, pero no a cometer actos vandálicos. Hay infiltrados que generan incertidumbre”, comenta Zárrate, que urge al Gobierno de la Generalitat a censurar la violencia de forma clara.

La coincidencia de las protestas con el inicio de la venta de los viajes del Imserso hace que la preocupación de las agencias sea aún mayor. “Ha empezado el Imserso y no es bueno que salgan imágenes que pueden transmitir una sensación de peligrosidad”, precisa el representante de CEAV.

Inquietud en los hoteles

La preocupación de las agencias de viajes se suma a la que ya habían expresado los dueños de los hoteles. En declaraciones a TUR 43, el director general del Gremi d’Hotels de Barcelona, Manel Casals, ya había manifestado su temor a lo que desencadenaría en las calles de la ciudad la sentencia del Procés.

“Hay preocupación por lo que pueda suceder en las calles. Hay el riesgo de dar una imagen contraria hacia el exterior. Lo que sucedió en 2017 tuvo repercusiones y nosotros, en los hoteles, sufrimos caídas importantes. Esperamos no volver a tener un invierno frío, como aquel de hace dos años”, señaló Casals.