Las revueltas por la sentencia del Procés provocan el caos en el transporte de Cataluña

Aeropuerto Barcelona

MARÍA EIMIL/ PABLO LÓPEZ /

Más de veinte vuelos cancelados, colapsos en la salida de Barcelona en dirección al aeropuerto de El Prat, retrasos e interrupciones en trenes y metro son algunas de las consecuencias de las manifestaciones convocadas por Tsunami Democràtic, el movimiento respaldado por el Govern, en protesta por la sentencia a los líderes independentistas.

Uno de los principales focos de las revueltas es el aeropuerto de El Prat, donde se han reunido centenares de manifestantes que han conseguido paralizar la T1 y han provocado la cancelación de una veintena de vuelos, más de una decena de ellos de la compañía Vueling.

También han causado problemas las manifestaciones en las comunicaciones ferroviarias, siendo unas de las vías más afectadas las del AVE y Rodalíes, al sur de Girona. Allí, los manifestantes han colocado barricadas que han impedido la circulación normal de los trenes.

Las manifestaciones callejeras han afectado también a la rutina diaria de miles de barceloneses, que han tenido dificultades para regresar a sus casas desde sus centros de trabajo. Protestas similares han ocurrido en otras ciudades de Cataluña y se esperan más en los próximos días.