Termatalia arranca con una reivindicación del vínculo entre agua y salud

PABLO LÓPEZ / 

El deseo de que el Sistema Nacional de Salud recoja el termalismo medicinal en su cartera de servicios, expresado por el presidente del Parlamento Galego, Miguel Ángel Santalices, será uno de los principales temas de debate de la feria Termatalia, que abrió sus puertas ayer y que convertirá a Ourense en la capital del turismo termal.

“Hay que aprovechar las aguas que curan y el Sistema Nacional de Salud debe tenerlas en cuenta”, explicó Santalices durante el acto de apertura de un evento en el que participarán representantes de 34 países y que albergará actividades tan variadas como un congreso internacional sobre termalismo y salud, una cata de aguas, presentaciones de libros e investigaciones y reuniones sectoriales en las que administraciones públicas y entidades privadas podrán cerrar acuerdos para futuros proyectos.

El aprovechamiento de las aguas termales para el cuidado de la salud también fue uno de los aspectos más comentados entre los visitantes internacionales de la feria, algunos de los cuales cuentan con negocios que únicamente aprovechan la parte lúdica del termalismo y desean aprender cómo explotar la vertiente vinculada al cuidado y al bienestar.

“Queremos trabajar más la salud, para dejar de dedicarnos solo al ocio“, comentó el representante de la región termal de Foz do Iguaçu, Washington Sena, que no dudó en calificar al agua como “el mayor regalo de la naturaleza”.

Ourense, capital termal

El potencial de Ourense para encabezar el sector del termalismo en Europa fue otra de las cuestiones que recalcaron los representantes políticos locales y que refrendaron los de los países e instituciones participantes.

“No hay una ni una región con un termalismo de relevancia que no esté hoy en Ourense”, manifestó durante su intervención el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar.

También la concejala de Turismo del Ayuntamiento de Ourense, Flora Moure, presumió de la riqueza termal de la ciudad y de la provincia. “Las aguas termales son nuestro elemento diferenciador y exclusivo. Son muchas las posibilidades y en nuestra mano está el poder desarrollarlas”, destacó la edila, para después calificar al termalismo como “la joya de la corona de Ourense”.

La interpretación de los himnos de Galicia, España y Brasil (por ser este el país invitado a esta edición de Termatalia) y el corte de la cinta dieron paso a los que serán dos días de intensa actividad para todos aquellos que tienen algo que decir en el sector del termalismo y, especialmente, en su vertiente turística.