Un mojón del Camino de Santiago en Polonia como homenaje a Juan Pablo II

Galicia

PABLO LÓPEZ / 

Un mojón situado frente a la fachada del Palacio Episcopal de Cracovia, visible desde la llamada ventana de Juan Pablo II, ha sellado un vínculo entre Galicia y Polonia con el Camino de Santiago y la figura del Pontífice polaco como nexos de unión. Situado a 4.184 kilómetros de la ciudad compostelana, el hito kilométrico es el quinto que la Xunta ubica fuera de España, pues se suma a los de Glasgow (Escocia), Lorient (Francia), Bruselas (Bélgica) y Río de Janeiro (Brasil).

El conselleiro de Cultura y Turismo de la Xunta, Román Rodríguez, presidió el acto de colocación del mojón junto al alcalde de la ciudad, Jacek Majchrowski; el embajador de España en Polonia, Francisco Javier Sanabria; y el obispo de Cracovia, Damian Muskus. El representante del Gobierno gallego destacó el apoyo al Camino de Santiago que el Papa Juan Pablo II mostró durante su pontificado, llegando a visitar la ciudad compostelana en dos ocasiones: una en 1982, tras realizar el Camino, y otra en en 1989, para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud.

“La colocación de este símbolo en este emplazamiento representa todo lo que nos une y simboliza la hermandad entre Galicia y Polonia“, manifestó el conselleiro, que calificó el Camino de Santiago como “sustrato de la identidad europea”.

Un país de peregrinos

Polonia es, según informa la Xunta, uno de los 15 países que más peregrinos aportan al Camino de Santiago. Este dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta que la ciudad compostelana recibió, el pasado año, peregrinos de 180 nacionalidades diferentes.

Durante su visita a Polonia, el conselleiro Román Rodríguez participó también en un encuentro sobre el Camino de Santiago celebrado en el Instituto Cervantes de Cracovia. Allí, recorrió una exposición sobre las rutas jacobeas que muestra una veintena de imágenes del fotógrafo Manuel Valcárcel.